Selva adentro: un viaje sensorial caminando por los bosques

Selva adentro es un camino propuesto para experimentar a través de los sentidos, escuchar los sonidos de los bosques y selvas mientras el aroma de la tierra llena el pecho; sentir el viento que arrulla y ver la gama de verdes de nuestros territorios. Héctor y Álex han venido construyendo un diálogo desde la música como un elemento más capaz de integrar aire, tierra, fuego y agua, la posibilidad de experimentar el camino hacia cada uno de nosotros y nosotras en un viaje sensorial.

Esta es una invitación a la exploración desde la naturaleza, el canto y los instrumentos ancestrales, un diálogo con la sabiduría de antiguo digerido, el calampeo del Hualaycho y la melodía de la quena, que como una cerbatana lanza melodías al corazón para sentipensar.

Desde tiempos remotos el mito, el rito y la leyenda configuraron relatos épicos de los viajantes de diversos puntos del mundo, hoy hemos de agradecer sus herencias en melodías, tonos e instrumentos que permiten conectarse con el universo mismo, los facilitadores acompañarán este andar con la esperanza de sembrar semillas de resistencia y cuidado en un mundo que no nos da el espacio de hacernos uno con Pacha, el cuidado de sí, el cuidado del otro, el cuidado de la tierra, nos permitirán conservarnos. Bienvenidos y bienvenidas a ser viajeros ancestrales.

Héctor Alejandro Rueda, es músico multi-instrumentista, maestro en musicoterapia, ha tenido la oportunidad de acompañar diversas comunidades en la generación de espacios de reconocimiento del cuerpo y sanación a través de las expresiones estéticas. Jhon Alexander Idrobo Velasco es maestro en Filosofía latinoamericana, músico empírico e investigador del pensamiento popular de indígena en América Latina, ha compartido camino con comunidades ancestrales aprendiendo de las prácticas de construcción de paz desde las cosmovisiones propias.

Desde esa experiencia pudo darse apertura al Festival de la Colombiodiversidad en la ciudad de Medellín, abriendo camino a las experiencias personales, convirtiéndose en facilitadores de los encuentros de sí, con el otro y con la naturaleza. La experiencia sensorial se convierte en un viaje en el reconocimiento de sí mismos como parte de un todo.

Descubre este viaje sensorial en el cierre del festival en Bogotá el viernes 31 de mayo en el espacio cultural La Aldea Arde para celebrar el fin de la sexta edición del festival.

Del lado de Medellín, fiesta el sábado 1ero de junio de las 3 a las 7:30 pm en Parques del Río para celebrar el cierre del festival.